Consejos para repintar un friso barnizado

Para repintar un friso de madera barnizado, debemos seguir una serie de consejos. Lo más importante es conseguir que su superficie sea porosa, para que de esta manera la pintura se impregne sin problemas sobre la madera.

Con una lija retiramos el barniz del friso. Debemos lijar la madera con cuidado, ya que de insistir demasiado podemos dañar la superficie. Si esto ocurriese, podríamos intentar solucionarlo aplicando sobre la madera una pasta confeccionada a base de serrín y cola de carpintero.

Cuando logremos que la superficie sea ligeramente permeable, procederemos a retirar el polvo del lijado. Para ello es aconsejable utilizar alcohol de quemar. Esperamos a que el alcohol se evapore, y comenzamos a repintar el friso.

Aplicamos una mano de selladora acrílica para facilitar que la pintura se fije en la madera. Volvemos a lijar la superficie tras secar la selladora, y aplicamos una capa de pintura. La mejor pintura sería un esmalte acrílico. Aplicamos dos manos y respetamos los tiempos de secado indicados por el fabricante.

Fuente: Consumer.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*