La técnica del marmolado

Hoy queremos dedicar nuestro post semanal a una técnica de pintura decorativa con la que se consiguen unos resultados muy originales. Nos referimos a la técnica del marmolado.

Con esta práctica nuestras paredes adquieren una apariencia imitando al mármol y  además ayuda a que nuestro hogar se vea mucho más luminoso. A continuación os vamos explicar cuáles son los pasos a seguir:

Para lograr el efecto marmolado lo primero que tenemos es hacer es aplicar una pintura lisa un tono más claro del color que deseemos conseguir. Antes de que este pintura se seque hay que pasar un trapo para provocar irregularidades, pero ojo debe ser muy suave y cuando aún no esté seca.

Una vez seco, repetimos la aplicación, pero con una pintura un tono más oscuro al anterior y dejamos secar.

Y ya sólo nos queda un paso. Si nos fijamos en el mármol tiene líneas de colores, que no son rectas o uniformes. Con un pincel fino se deben trazar estas líneas blancas, deben ser pequeñas o delgadas para lograr el efecto deseado.

Como ves no se trata de una técnica sencilla, es bastante trabajosa y requiere de mucho tiempo y experiencia previa.

One thought on “La técnica del marmolado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*