Ventajas de la pintura plástica

Las pinturas plásticas, también conocidas como pinturas al agua, se diluyen en agua y puede mezclarse con otras de base acuosa con el fin de lograr diferentes tonalidades. Otra opción es teñirlas mediante colorantes universales o colorantes acrílicos. Lo más recomendable es usar el color del bote, ya que si luego necesitamos más pintura puede resultar muy difícil conseguir la misma tonalidad.

Este tipo de pintura es adecuada tanto para decorar techos, paredes, madera como para revestimiento en exteriores. Una de sus grandes ventajas es la rapidez de secado, la cual ronda de una a tres horas. Esto permite, si fuera necesario, aplicar rápidamente una segunda mano. Las pinturas plásticas poseen más pigmento que otras variedades de pintura, por lo que es posible obtener buenos resultados con tan sólo una mano de pintura.

Si queremos cambiar el color, podemos retirar la pintura empelando alcohol desnaturalizado o aplicando otro color encima. Las pinturas plásticas son baratas y recomendables para cubrir grandes superficies. Su resistencia a la humedad las convierte en especialmente recomendables para pintar cocinas y baños.

Fuente: Eroski Consumer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*